“Michelin Fucó”

foucault1

En unas horas tendré que dar un tema en mi clase de interpretación, esta vez mi encomienda será exponer en equipo sobre el pensamiento del francés Michel Foucault (psicólogo, filósofo, historiador y otras tantas cosas más).

Después de haberme leído un infinito número de artículos sobre él llego a la misma conclusión de Keith Hoskin:

“Foucault tuvo siempre la virtud de transformar lo habitual en extraño”.

Y es fácil llegar a este punto ya que este de “Focú” se le ocurrió poner en tela de juicio muchos de los conceptos que hoy entendemos como supuestas verdades. Dice que los significados cambian dependiendo la época. En otras palabras todo lo que decimos o escribimos en un futuro puede que signifiquen otra cosa totalmente diferente a la que actualmente queremos dar a entender (Que desagradable situación!), de este modo los conceptos NO evolucionan, sino que se desplazan constantemente. Mendigo Foucault me está haciendo bolas con sus ideas.

En fin, lo que más me gustó del pensamiento de este personaje es su concepto del poder:

“No existe un poder sino múltiples relaciones de autoridad situadas en diferentes niveles… El poder no es un fenómeno de denominación masiva y homogénea de un individuo sobre otros… no es algo dividido entre quienes lo poseen y quienes no lo tienen. El poder tiene que ser analizado como una función en cadena, no está nunca en manos de algunos… El poder se ejercita a través de una organización reticular.”

Así que ya saben, todos tenemos el poder!, el poder no está en la oficina de alguna rectora o en manos de algún jefe de departamento, sino que está fluyendo constantemente en todos (en nuestro caso) los estudiantes y comunidad universitaria.

Ahora bien, el discurso de algunos supuestos líderes (guías) al decir que “todo está bien, no se preocupen” podría ser sustentando perfectamente por las ideas de Foucault sobre el sistema de dominación que funciona en base a hacer creer que el mundo es un caos, cuando lo que realmente se busca es ese caos organizado. Así que el sistema funciona para lo que fue hecho (para jorobar, pero funciona).

Debería existir un libro de Foucault con su ideología enfocada al diseño, y si lo hay díganme, yo no encontré nada, todo lo tuve que ir relacionando.

Saludos!

Author: Seth

Share This Post On

6 Comments

  1. Condenado Fucó :-P, esta bastante interesante para meterse a estudiarlo con calma porque asi como que por encimita no se queda entendido del todo, y creo que pues si, nos dejan a nosotros para relacionar su ideología con el diseño, habrá que sacar nuestras conclusiones.
    Post a Reply
  2. Ya pasamos a exponer (Duraznito también pasó), creo que todo salió bien.
    Post a Reply
  3. Seth y secuaces, me da gusto su interés en los hallazgos foucaltianos vistos en clase, de los que hay que reconocer su interdisciplinariedad, difícil de aprender entre tanto artista.
    Para entender el poder debes situarte en que éste es una práctica discursiva y habíamos quedado en clase que una práctica discursiva no es sólo el texto o lenguaje hablado, son las formas de hacer y decir en relación a lo que hemos nombrado desde nuestra mitología blanca (Derridá), que es prácticamente todo. El poder tiene una estrecha relación con el conocimiento, esa es la parte medular de la cuestión. Para Shedroff, EL PADRE DEL DISCURSO DEL DISEÑO DE INFORMACION y sus seguidores, conocimiento se define e identifica bajo condiciones que poco tienen que ver con las que definían conocimiento del siglo XIII, para mayor referencia échale un ojo a los estudios medievales de Umberto Eco.
    Por eso decimos que poder, conocimiento y discurso se relacionan inherentemente.
    Como diseñadores de información centramos toda nuestra crisis existencial, es más, esta crisis se da, en parte por que queremos, deseamos, nos hacemos ilusiones de que a partir de un centro o estructura: información, conjunto de datos que bla, bla, bla,…. es posible inferir verdad, presencia y ser de manera absoluta y eterna todo al mismo tiempo.
    Foucault nos pone a repensar esto.
    Por otro lado, el cuestionamiento sobre el autor como origen de significación absoluta nos obliga a repensar las funciones del diseñador como autor, como figura ideológica que permite un montón de funciones y discursividades, mas no como origen absoluto de significado, esto nos daría categoría de demiurgos.
    Muchas de las cosas que decimos y hacemos en pro del diseño contienen un gran porcentaje de romanticismo, lágrimas, sudor y sangre ah! y de gusto. Ahí están los próceres que nos dieron patria y libertad: el BUEN diseño, los que son de la liga de la decencia: el diseño DECENTE y aquellos otros que luchan por los grandes ideales del diseño contra viento y marea, inolvidables como Gardel o aquellos a los que la revolución les hizo justicia y constituyen la rebelión de los colgados y su causa es un diseño que haga justicia.
    Foucault es valioso dentro del diseño justamente, por ser diseño. Ya desde sus estudios concibió, sin verlo del todo realizado, este no-espacio.
    Nuevamente, me da gusto que los temas tratados en clase estén haciendo efervescencia y se vean participaciones que empiezan a preguntar, más que a legislar.
    Una disciplina que no se autocuestiona, no se transforma.
    Felicidades!
    Post a Reply
  4. Hola Erika, que bien que nos pasaste a visitar, gracias por tus interesantes puntos de vista. Nos estamos viendo y claro seguiremos cuestionando el diseño. Saludos!
    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *