Reprobados en diseño

reprobados

Cuando se está estudiando la licenciatura en Diseño pasa, como en todas las carreras, que a la hora de las evaluaciones parciales o finales siempre suceden cosas desagradables que hacen que alguna materia se nos dificulte al extremo de llegar a reprobar o tener que repetirla; en algunos casos por motivos injustos y en otros es el reflejo de nuestro poco esmerado esfuerzo e interés.

En este post expongo una propuesta de clasificación de las características y conductas que propician a que diseñadoras y diseñadores sean candidatos perfectos para reprobar en sus clases:

Diseñador “huevo grande”: Siempre encuentra cinco razones muy poderosas para no cumplir a tiempo con sus responsabilidades, a veces reprueba no porqué no tenga la capacidad para pasar el curso, sino más bien porque no es constante y la flojera se apodera inmensamente de él.

Diseñador eminencia: Este tipo se cree el gran Dios del diseño, él lo puede todo menos pasar sus materias, ¿y por qué no puede? Pues fácil… los proyectos que dejan los profesores son insignificares para él y no le motivan lo suficiente, por eso él no hace NADA ni va a clases. Otro candidato perfecto para reprobar materias que en esencia son bastante pasaderas.

Diseñador mágico: Aquel diseñador que en teoría va en el mismo curso que nosotros, pero por extraños motivos casi nunca lo vemos llegar a clases, pero eso no impide que presente los trabajos como por arte de magia el día de las entregas, lamentablemente para su mala suerte por faltas se lo revientan también. Y si es que llega a pasar pues… por eso es mágico.

Diseñador topo: Este es el clásico colega que también casi nunca va a clases, pero más específicamente a las clases de la mañana. Esto debido a que le es imposible levantarse temprano por hacer generalmente todos sus trabajos en la noche y madrugada. Igualmente por retardos y faltas le suelen bajar calificación o incluso reprobar.

El antidiseñador: Ese supuesto diseñador que admite que el diseño no le gusta, que habría preferido estudiar artes, marketing, publicidad o algo de negocios, pero por extrañas razones sigue ahí en la carrera. Suele ser muy problemático con los profesores y sus amigos generalmente son de otras carreras. Por su apatía al diseño no cumple correctamente con los trabajos y se lleva los honores de reprobar.

siento morir

Diseñador emprendedor: Este compañero empieza a hacer muchos trabajos externos por el cual le pagan lo suficiente como para descuidar sus materias, a veces cree que por estar en un semestre muy avanzado ya le agarró el modo a la carrera, pero cuidado! Es probable que por ahí no pueda cumplir con ambas cosas y sienta venir la noche.

Diseñador melodramático: Este es un caso extraño pero se llega a dar. Es cuando a nuestro colega se le olvida que la entrega final o el examen es para “X” fecha y NO se presenta, en estos casos tendrá que poner en práctica sus más supremas capacidades de persuasión y actuación para convencer al profesor de que no se lo atoren por el bien del diseño.

Diseñador, “con todos menos conmigo”: Este diseñador es un mártir, tiene delirio de persecución y todas las problemáticas en clases le suelen pasar, según él no por su incompetencia, sino porque los profes le tienen mala voluntad por ser “bonito”. Se llega a dar que si te juntas con él todos sus pesares también te pasan a traer a ti, así que hay que tomar precauciones.

Estoy seguro que las calificaciones no reflejan verdaderamente tus capacidades para desempeñarte como diseñador profesional, por otro lado es muy incongruente que llegues a pedir trabajo a una empresa diciendo que eres lo máximo pero que saliste con un promedio de 6.1 porque los profesores no te querían. Así que para los que seguimos siendo estudiantes no queda más que trabajar y cumplir con nuestras responsabilidades.

Saludos!

zp8497586rq

Author: Seth

Share This Post On