Diseño de tarjetas de presentación

tarjetas de presentacion

Cuando pretendemos empezar a trabajar profesionalmente en proyectos de diseño, debemos contemplar seriamente la idea de hacer nuestras tarjetas de presentación, ¿por qué? Sencillamente porque son una forma muy accesible de ofrecer nuestros datos de contacto e igualmente es un “pequeño gran detalle” que da seriedad a nuestro trabajo, acá algunos ejemplos acertados y no tan acertados de estos papelitos de 9 x 5cm.

Tarjeta de servicios de marketing y publicidad

Alazraki

Siempre es más común ver el formato horizontal para tarjetas de presentación, pero igualmente el vertical con una buena distribución de información es otra alternativa. Esta cosa está impresa en serigrafía (tirajes de 100 para arriba), en lo particular me gustan mucho los acabados que se logran. Hay tintas que dan un relieve muy interesante. Lástima que el sitio web de este despacho deja mucho que desear.

Tarjeta de servicios de diseño (Impresión en ambos lados)

Otra opción es usar los dos lados, acá una tarjeta enteramente minimalista. La empresa (MetaDesign) se da el lujo de imprimir su tarjetitas con tintas en acabado metálico.

MetaDesign

Esta otra (Abracadabra) usa las dos caras de la tarjeta para producir un juego entre ambos lados,

ABRACADABRA

Tarjeta en otros soportes

amate

Suena lógico que si es una agrupación que realiza trabajos en papel amate (y que de hecho la empresa lleva ese nombre) imprima su tarjeta en ese soporte. Acá el único inconveniente que le veo es que la lectura del texto es vertical y horizontal… pero bueno, tampoco nos vamos a espantar.

Hasta aquí todo es alegría, pero ¿qué pasa cuando empezamos a hacer nuestra tarjeta de presentación y nos emocionamos demasiado? Pueden salir quimeras como esta:

Tarjeta de servicios de diseño y muchisímas cosas más (No hagan esto)

disenador multiusos

Creo que es importante que la tarjeta sea publicidad de los servicios que prestamos, pero… como todo, hay límites! Si tenemos un puesto de tortas, vendemos joyería fina e incluso productos naturistas, NO vale la pena ponerlo en nuestra tarjetita de 9 x 5cm. En lugar de que el cliente piense: “¡wow que diseñador tan completo!”, perdemos veracidad en los servicios de diseño que prestamos. Además ¿qué onda con ese fondo espacial?

En conclusión, vale la pena hacerse algunas tarjetitas de presentación, sobre todo cuando vas a eventos o reuniones en donde tal vez haya clientes potenciales, pero hay que cuidar lo que ponemos, sin excedernos y proyectando algo congruente con lo que hacemos.

Saludos!

zp8497586rq

Autor: Seth

Comparte este post en