Razones para no comprar libros de diseño

Cuando empecé a estudiar diseño me entro mucho la emoción por invertir en libros. Mi idea era tener una fuente de inspiración y poder contar con una pequeña biblioteca de diseño para mi consulta personal. Pero cometí un error… en vez de hacerme de libros, me hice de puros catálogos. Acá algunas razones por las cuales no deberían comprar libros de diseño de ese tipo:

  • En su mayoría son sólo catálogos o portafolios de diseñadores supuestamente “buenos”. No estoy en contra de ellos (que falso me escuché), pero muchas de estas cosas se pueden encontrar en Internet y sin hacer una inversión tan fuerte. Particularmente lo que no me gusta de estos catálogos es que ni siquiera resuelven problemas de diseño.
  • Al ser catálogos y portafolios, casi no traen –o de plano no traen– texto del proceso que se llevó a cabo. El proceso muchas veces es más provechoso que sólo ver el resultado final y lo bonito que quedó.
  • Particularmente los manuales disfrazados de libros relacionados con diseño web… se quedan bastante rezagados en muy poco tiempo. La mayoría de la información que traen se consigue gratuitamente en Internet y sobre todo más actualizada.
  • Son caros, muy muy caros… por supuesto que si tienes mucho dinero, este punto no es para ti.

No compren libros de diseño

Pero así como existen este tipo de libros que no son de mi elección, también hay otros que sí recomendaría mucho:

  • Libros teóricos o de metodología: Estos libros los considero con mucha más propuesta que los catálogos, tal vez no traigan tantas imágenes a color pero lo que se puede aprender en ellos creo que bien vale la pena. Sobre todo como puntos de partida para la creación de proyectos propios.
  • Libros de historia del diseño e historia del arte. Estos también creo que valen mucho la pena, el saber el origen de las cosas da una perspectiva más amplia a la hora de diseñar y sustentar los proyectos.
  • El punto malo de estos libros es que también son caros… ni modo, no se puede tener todo en la vida.

Finalmente el libro va ser tan útil como lo sepamos aprovechar. En mi caso el error que cometí en su momento fue el confundir catálogos con libros y creo que hay que tener muy en claro que ámbos sirven para cosas distintas.

¡Saludos!

Author: Seth

Share This Post On

14 Comments

  1. Completamente de acuerdo. Odio esos estúpidos catálogos, es pagar una cantidad obscena de dinero por consumir publicidad. Lo cagado es que esos son los libros que más se venden, y los libros teóricos nadie los toca.
    Post a Reply
  2. Yo creo que en algunos puntos tienen razón pero yo no comparto su punto de vista y tengo las siguientes razones:

    Es verdad que algunos de los libros de diseño son catálogos de trabajos, sin embargo el trabajo para reuinir éstos, que en muchas ocasiones estan agrupados por ciertas características: folletos, tarjetas, informes, collages etc. es tan arduo que uno no lograría ni la mitad de eso en una investigación común para un trabajo. y si lo lograras podrías ver el tiempo-costo que te llevó reunirlos y verías que un libro te saldría más económico. Además es el clásico argumento de alguien que no compra libros de nada, el costo. Sabe que si escoges bien el libro que vas a comprar aunque sea un catálogo como dices, ese libro te va a regresar decenas de veces su costo, y creeme que te va a generar ingresos para comprar libros actualizados en cuanto esos queden obsoletos. y siempre habrá algún estudiante al que esos libros que ya no te sirven le sean útiles . bye, saludos de Madrid

    Post a Reply
  3. Creo que por lo menos en el caso de México no hay muchas librerias especializadas de diseño, ilustración o de otros temas como animación, web o multimedia, y los pocos libros que estan catalogados en esos temas no vale la pena comprarlos. Sin embargo hay libros sobre todo si uno se da su vuelta en Amazon que si valen la pena conseguirse, desafortunadamente al igual que en lo que expones arriba, también sale caro, ya que por lo menos hay que tener tarjeta de crédito. En mi caso me pasa que me han llegado vendedores de empresas que traen libros importados de diseño y otros temas afines, sin embargo sale carísiosimo ya que enaunque te convencen para comprar libros en abonos, te los terminan vendiendo casi al doble. Así que Amazon termina siendo una buena opción, pero hay que pensar en una tarjeta de crédito.

    Sería bueno hacer un catálogo de recomendaciones bibliográficas, más de uno agradecera tener una lista de ese tipo y asi no comprar libros inútiles.

    Post a Reply
  4. Honestamente, se me hace mala leche ke efectivamente sean catálogos caros (aunque a veces muy bonitos, ja!). Antes consideraba que sería una tiraderadera de dinero comprar libros de ese tipo, sin embargo, también es válido que si tienes la lana tendrás un repositorio de diseños que a veces te pueden ayudar como inspiracion o feeling de la tendencia actual en el rubro que tienes que chambear. Con respecto a libros teóricos… yo creería más en los libros metodológicos, especialmente aquellos que cubren aspectos intedisciplinarios que son válidos al diseño, casi casi con el toque de “eso no lo aprendí en la carrera”…
    Post a Reply
  5. Si. estoy de acuerdo con eso, tambien en que son muy caros y muy pocos son los que nos enseñan o mas bien que muestren el proceso. Yo tengo unos cuantos libros pero he visto a otros estudiantes que se creen superinformados por tener una pila de libros.
    Post a Reply
  6. Esos libros (Made in Diseñolandia) son los primeros promotores que la realidad académica no coincida con la realidad laboral y viceversa.
    Post a Reply
  7. Creo que incluso si se busca una recopilación de imágenes para desarrollar X proyecto…. ¿qué no también hay sitios en la red que realizan esa misma función? Yo supongo que sí.
    Post a Reply
  8. Hay un par de títulos muy buenos que me voy a tomar la libertad de recomendar:

    Communication Design de Jorge Frascara, hace una exposición muy clara de lo que es la profesión, los principios fundamentales, algo de historia y discute aspectos muy interesantes sin ser una lectura pesada como por ejemplo por qué es importante la estética en el diseño y como funciona.

    The Elements of Typographic Style de Robert Bringhurst es un básico para cualquiera que quiera hacer algo de diseño ediotiral decente al igual que el Manual de Diseño Editorial de Jorge de Buen.

    Marks of Excellence de Per Mollerup es un híbrido entre catálogo y libro teórico sobre marca que aborda muy claramente los aspectos teóricos de la marca como sus requisitos prácticos, la semiótica, teorías de la comunicación, funciones etc… el libro está plagado de clarísimos ejemplos de cada concepto.

    Process Color Manual de Pat y Michael Rongondino es algo así como un pantone de selección de color (impresión CMYK), lo que tiene es la gama CMYK impresa en intervalos de variación de 5% de cada tinta, por lo que te puedes dar una idea muy clara de qué color te va a dar una combinación CMYK y es perfecto para encontrar el CMYK mas cercano a un pantone.

    Nunca he leído los libros sobre el diseño de información de Edward Tufte pero dicen que además de estar impecablemente diseñados e impresos, traen conceptos e ideas super avanzados de diseño de la información.

    Post a Reply
  9. los catalogos me ayudan a sacar ideas o inspirarme, ya que de nada me sirve un libro de “el 1 2 3 del diseño” cuando ya termine la carrera, y se supone que el “1 2 3 del diseño” ya lo se, si pudiera comprara puros catalogos por que son los unicos tipos de libros que me sirven ademas, aunque pueda sacar todo del internet no es lo mismo que tener un libro, no necesitas esta sentado frente el monitor, depender de la velocidad de la conexcion y todo el trabajo que es buscar lo que quieres, el libro es mas practico… RAZONES PARA NO COMPRAR LIBROS DE DISEÑO creo que la unica seria no tener dinero.
    Post a Reply
  10. “Inspirarse” “Sacar Ideas” Parece que que no te sirvió de tanto la carrera si necesitas copiar las ideas de otros diseñadores.

    Una cosa es obtener un marco de referencia y otra “Sacar Ideas”.

    Post a Reply
  11. Para repensar el diseño y sus diseñadores:

    – Guy Gauthier. Veinte Lecciones sobre la Imagen
    y el Sentido. Ed. Catedra. Madrid 1986.

    – “Arte y Poesía” de Martin Heidegger editorial Paidós.

    – “Teoría de la Acción Comunicativa”, de Jurgen Habermas.
    Editorial Taurus.

    – La Aventura Semiológica. Roland Barthes. Editorial Paidós.

    – MORIN, Edgar. ” Introducción al pensamiento complejo”.

    – Pierre Bourdie: “Sobre la televisión” Editorial Anagrama.

    – “Diseño y Comunicación, teorías y enfoques críticos”
    de Norberto Chaves, María Ledesma y Leonor Arfuch
    Editorial Paidós

    Post a Reply
  12. Particularmente me han gustado los libros de Editorial Gustavo Gili, no tienen ilustraciones pero son ilustrativos, es la diferencia que hay entre un catálogo y un libro, por que finalmente por el simple hecho de ser de Diseño Gráfico te indica que debe haber elementos visuales no? y en el caso de los de esta editorial me parece que está clara la diferencia entre “la inspiración” y una cosa muy distinta que es “la base o fundamento” para hacer tu propia creación.

    Dahely :]

    Post a Reply
  13. No tenia ni idea de esta situación, encontre esta información de casualidad, gracias por ahorrarme mucho dinero, ya que soy fanarica a comprar libros, y tengo pensado estudiar diseño…. soy diseñadora por oficio, pero estoy buscando especializarme más en mi area de trabajo.

    una vez mas, muchas gracias…

    Rosa E. – Venezuela

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Week Desing Links 1 — SimDalom :: WyP - [...] Razones para no comprar libros sobre diseño: El sentido común es el menos común de los sentidos. [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *