¿Eres un experto en diseño?

¿Eres tan experto como Chuck Norris?

Creo que la palabra experto cuando calificamos niveles de conocimiento es de lo más trillado, comprometedor y a la vez incierto para comunicar la confianza en nuestro trabajo. Es tan común ver en sitios de empresas leyendas como: “somos expertos en… y líderes en… y nos la sabemos de todos todas en…” que uno ya no puede creer eso. Normalmente si hemos de salir de la carrera de diseño, se ha de suponer que somos expertos en diseño y si nos juntamos con otro diseñador pues ya teneos un despacho de expertos en diseño ¿o no?, pero no es tan sencillo. Yo me pregunto ¿qué tan relevante y necesario es decir que somos expertos en diseño cuando la palabra “diseño” y “experto” abarcan tantas cosas y dice tan poco de nuestra forma de trabajar?

No abordaré la palabra “diseño” porque creo que eso ya lo han hecho otros colegas más a fondo y con anterioridad, así que me enfocaré a esto de los “súper expertos” del gremio.

Experto vs creativo

Primeramente, creo que el alcance de la palabra “experto”, en nuestro caso al experto en diseño, se reduce a: alguien creativo , y cuando digo “creativo” no me refiero a una persona que se le ocurren ideas “frescas” e “innovadoras”, finalmente algo fresco e innovador es lo mismo que decir “cool” y eso equivale a comunicar: “mírenme no sé qué decir de mi trabajo, pero créame mis diseños son muy cool”.

Yo digo que vale más la pena un creativo como aquella persona capaz de adaptarse a equipos y dinámicas de trabajo, a aportar soluciones con lo poco o mucho que sepa sobre las situaciones que se le presentan.

Este perfil creativo que saca adelante proyectos es muy difícil de conseguir, y va más allá de buscar expertos en cierta área. Los expertos se pueden conseguir de alguna manera bastante fácil, ya sea en diseño, en medicina, en cualquier área de nuestro interés, pero ser un experto y además tener la capacidad de trabajar en equipo es algo que las empresas buscan y difícilmente encuentran.

Los diseñadores tenemos cierta fama de trabajar de manera aislada como “freelance” (trabajador o empresario independiente). En muchos de esos casos es debido a que preferimos controlar al 100% las variables de nuestro trabajo en vez de contar con el apoyo de personas que aligeren la carga y el estrés. Es razonable querer tener el control, pero muchas veces sucede debido a que: o buscamos demasiada perfección en el equipo de trabajo o somos demasiado desorganizados para siquiera buscar un equipo de trabajo. Si lo vemos de esa forma ni siquiera estamos siendo creativos para diseñarnos soluciones a nosotros mismos. Así que tal vez un creativo en esa situación lo primero que haría es buscar ayuda. Algo siempre tan difícil de hacer.

Eso de ser extremadamente expertos sobre un solo tema y ofrecerlo como valor agregado a los clientes pasará de moda muy pronto. La confianza hacia nuestro trabajo será a partir de qué tan creativos somos para resolver problemas y en que nos rodemos de gente igualmente creativa para diseñar dichas soluciones.

Por eso la reflexión de este post es: ¿eres un diseñador aislado del mundo y supuestamente experto en diseño a la Chuck Norris o eres un creativo que puede trabajar en equipo y aprender de los demás aunque evidentemente no sepas muchas cosas?

¡Saludos!

Nota: Si no sabes quién es Chuck Norris, puedes intentar buscarlo en Google desde aquí.

Author: Seth

Share This Post On

7 Comments

  1. Seth…

    Me parece muy bien manejada tu definición de “creativo”, también lo que comentas sobre el manejo de las variables y su control por parte del diseñador. Sí creo que seamos muchos así y ahí es donde la “cajeteamos”…

    En contraste con lo que entendí, para mi “extremadamente experto” es en realidad volverte un especialista y/o autoridad en el algo, pero al final eso siempre seguirá siendo bueno y de alguna manera influirá en tu incorporación con otras personas dentro de un equipo.

    En mi caso, pues no soy Chuck Norris… si levanto mi pierna para dar una mega-patada-karateca me daría un esguince de aqueeeelloooooos…. para nada me puedo decir un experto en diseño… eso está muy fuerte… quizá todos nos vamos concentrando en ciertas áreas según la chamba y continuidad en esta nos lo pida. De lo que sí estoy 100% seguro es que no se muchas cosas… pero también admito que aún estoy aprendiendo a cómo trabajar en equipo.

    Saludos!

    Post a Reply
  2. Creo que mucha culpa tienen las instituciones educativas con su forma de enseñar lo que es trabajo en equipo.

    Por ejemplo en las clases de Diseño muchas veces se arman equipos y el maestro pretende que todos hagan todo, y que de paso todos expongan el tema, cuando debería ser que cada quien se encargue de algo y luego se complementen. Realmente eso es trabajo de equipo y así es como se tiene que trabajar en la “vida real”.

    Ahora imaginen que desde la primaria nos enseñan a trabajar mal en equipo, entonces en la vida profesional inevitablemente quedamos mal.

    Respecto a lo de la experticie, como dice Tzek… creo que en lo único que vamos a ser expertos es en no saber suficiente :P.

    Post a Reply
  3. Estoy de acuerdo con que un diseñador no debe llamarce a si mismo experto pues siempre se estan aprendiendo nuevas cosas, y bueno muchas veces se presenta esa dificultad de trabajar en equipo porque las personas siempre tienen distintos gustos y cada quien quiere hacer las cosas a su manera, asi que creo que formar un equipo de trabajo no es muy facil, pero si se organiza bien y con las personas decuadas de seguro tendran un mejor ambiente de trabajo y mas satistactorio en cuanto se refiere a tiempo.
    Post a Reply
  4. Existe un solo medio para ser experto: el ejercicio profesional (comunmente llamado experiencia). Ciertamente por todas partes encontramos a quienes se autocalifican así; puro mkt.
    Solve y coagula -dicta la receta-, creatividad y experiencia no son excluyentes. Hacen diseñadores.
    Conforme tomas experiencia en el trabajo, la capacidad para desenvolverte en equipo va haciéndose mayor -aunque esto no quiere decir que le tomes más aprecio, esa es una característica personal- Recordemos que no importa si estamos en un ambiente con montones de personas interactuándo y opinando, al final, es uno solo frente al papel o el monitor quien ejecuta. El trabajo del diseñador -desde mi perspectiva- es un constante ir y venir de la introversión a la convivencia. Solo aquellos que hacen este viaje sin perder la razón son dignos de llamarse expertos.
    Post a Reply
  5. Estoy de acuerdo con el comentario de aborigen mtx existe un amplio vinculo entre creativo y experto
    la palabra experto lo veo como una propia exageracion de las facultades que se poseen no se puede ser totalmente experto en algo pero si tener un amplio conocimiento y constante dedicacion se le llama experiencia vivida respaldado con todo el conocimiento bueno o malo que de alguna forma absorves de los demas te ayuda a tener mejor control de todas las variables, es ahy donde emprendes el viaje creativo y desarrollas con mayor efectividad el proceso productivo el cual se busca.
    Recuerda no se obtienen imagenes de calidad con solo la idea
    pero tambien no tiene el mismo costo todo lo que aprendes y desarrollas y parcticas con el valor de la iniciativa y calidad de respuesta.
    Post a Reply
  6. Tambien estoy de acuerdo con su opinión, si es verdad sobre la diferencia entre creativo y experto.

    No me considero un experto como tal, pero soy muy creativo en lo que es modificaciones de automoviles, me gusta mucho diceñar nuevos complementos, pero me gustaria aprender mucho más pero estoy de acuerdo con la opinión de un poco más arriba… buenas noches

    Post a Reply
  7. el enlace a la palabra diseño estudiada por otros colegas más a fondo está roto. Saludos! muy buen artículo
    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *